20.1.08

My own private Hotel Chevalier


Hace un par de meses vi The Darjeeling Limited, la película más reciente de Wes Anderson, por vez primera. Apenas se reunió el trío de hermanos Whitman en un par de dormitorios contiguos de un vagón del Darjeeling Limited y comenzó a interactuar, pensé: "Yo podría vivir en esta película." Ayer volví a verla, ahora en compañía de MP, y apenas comenzó y los hermanos Whitman se reunieron, ella me dijo al oído: "No quiero que se acabe." Sonreí, contento de que la película le hubiera causado el mismo efecto que a mí. Ahora bien, ayer pasaron "Hotel Chevalier", la primera parte del film, antes de que éste comenzara, y no de pronto, en medio de una escena de la película, como sucedió la primera vez que la vi (ahora bien, la primera vez que la vi, quedé fascinado con Natalie Portman, quien luce muy bien en la pantalla; esta nueva vez, Natalie Portman sólo me hizo mirar a mi derecha, encontrarme con la hermosa cara de MP y pensar: "Qué afortunado soy", siempre sorprendido ante su inagotable belleza). El efecto fue muy distinto: el corto-introducción funciona, sí, mejor como prólogo. Pero no digo nada. Vaya, ni siquiera criticaré la película, que me parece, sin más, excelsa: véanla, compren el dvd, contémplenla junto a su amor, es domingo, no estoy para criticar nada). Yo nada más quería retratar la escena: MP a mi lado, en el cine, hablándome al oído, como si estuviéramos solos allí, en un balcón, ante la luz. Es domingo, trabajamos juntos (lo intentamos, pues), sendas computadoras encendidas sobre esta mesa, cada uno ante su pantalla. Joe amasa su cama. Un par de rib-eyes nos esperan en el refrigerador. Pienso en este largo fin de semana. Pienso, sí, me digo: "No quiero que se acabe."

6 comentarios:

Paloma dijo...

¡Justo! Yo la vi ayer y también me descubría cada tanto pensando sorprendida "carajo... yo podría seguir viendo esto interminablemente".

Por fortuna, no todo tiene que acabar. (Que no, me niego).

Saludos a ambos.

Fernando Garcia dijo...

Me encanta leer esta nota sobre esta película que tanto disfrute hace unos dos meses.

La temática India siempre causa una falta de objetividad en mi pero estaba seguro de que la película iba a gustar, así que comparto su entusiasmo.

Que bueno que vieron el corto al principio porque a mi parecer aporta a ese periplo donde hasta un tren se pierde.

Abrazo grande a ambos.

David Miklos dijo...

Gracias Paloma, gracias Fer. Francamente, es una muy buena película: yo no le encuentro una sola falla. Me gusta el retrato de la intimidad de los hermanos, su aparentemente fallida búsqueda intelectual, el ojo de Wes Anderson sobre la India y, claro, la manera en la que resuelve todo... ¡A liberarse del equipaje! Abrazos.

Luis Lope dijo...

Wes Anderson es, para mí, toda una garantía. Me encantó The Royal Tenembaums y The Life Acuatic with Steve Zissou. Aún no he visto The Darjeeling Limited, pero no esperaba menos del tejano. Así que espero coincidir con tu apreciación.

duke dijo...

Estimado David:

Algo que me molestó: el personaje de la madre, me cayó mal.

Lo que más me gustó: la escena en que entierran al niño. Después de todo, los tres estaban enterrando a su niño interior, también, empezaban a ser hombres.


Un abrazo,


D

David Miklos dijo...

También tengo problemas con esa madre, querido Duke, aunque me gusta mucho Anjelica Huston. Sin embargo, me fascina esa escena, cuando ella les pide que se digan las cosas en silencio. Es maravillosa. Un abrazo, D.