15.7.08

El campo urbano

What if “eating local” in Shanghai or New York meant getting your fresh produce from five blocks away? And what if skyscrapers grew off the grid, as verdant, self-sustaining towers where city slickers cultivated their own food?
Lo anterior se lo pregunta Bina Venkataraman en "Country, the city version", un reportaje sobre las granjas verticales urbanas aparecido hoy en el New York Times. La ciudad en la que se construiría un primer prototipo sería, claro, Manhattan. Y pienso, irremediablemente, en Wall*e, en los desechos fruto del megaconsumo, en la sobrepoblación, en la estupidez. ¿Consumir vegetales frescos, sembrados en la propia ciudad, en vez de una hamburguesa en McDonald's? ¿O comerse una Big Mac con carne de reses criadas en una granja vertical ubicada, digamos, en la Sexta Avenida y la calle 32? Interesante, sí, llevar el campo a la ciudad, encerrarnos aún más en nuestras urbes. ¿Por qué no, mejor, cambiar los hábitos de consumo, las tendencias? Ay, la utopía incansable, aun en la adversidad. Así los vegetales, así las cosas.

1 comentario:

Mónica dijo...

¿Cuándo fue que perdimos la noción de tierra, de campo? ¿Vegetales muy orgánicos, frescos, perfectos para los amantes de la comida sana: sin gérmenes, ni lombrices, ni mosquitos, ni lluvia ácida, ni sol cancerígeno, vegetales sembrados en tierras muy lejos de la tierra, castillos de aire y luz artificial, muy limpios ellos, muy "naturales"...? No faltará quien convierta al "campo urbano" en un culto, como los muchos que existen derivados de las preferencias (e intolerancias) alimenticias.
Saludos