11.12.08

Hey, Joe, what do you know?

Iba a escribir una entrada sesuda sobre el estado de la crítica y la narrativa en México pero... ¡Regresó Joe! Todos, MP, los niños y yo, estamos muy contentos, luego de 11 días de incertidumbre. Joe está bien. Flaco (no tanto como cuando lo adopté) pero sin rasguño alguno. Reconoce la casa. Ronronea. Juega con la pelota que apareció ayer, debajo de un librero. ¿Cuál habrá sido su paradero? ¿Qué lo hizo volver? El policía de enfrente tocó a la puerta. Nos dijo que había un gato de patas negras bajo un coche. Salí a verlo. Maulló. Era, claro, Joe. Estaba descolocado, pero no fue difícil agarrarlo. Le servimos croquetas. Y santo remedio. Joe de regreso, como si nada hubiera sucedido. Así las cosas, la crítica, la narrativa, etcétera, pueden esperar. Lo mismo que Brodsky, lo mismo que PKD, abrazaré a nuestro hermoso Joe.

7 comentarios:

nadsart dijo...

Soy Fan de este blog y que buena noticia de el regreso de Joe.

Doble Felicitación por el mes decembrino y por el regreso a casa de Joe.

Saludos

tazy dijo...

miau miau miauuuuuu :D miau miau fffffffffff

lamo mis patitas, y me voy

Tormentas dijo...

tazy, hay un blog que no leas??

me da gusto la noticia, en cuanto a tus preguntas, creo que no hay misterio, se fue por lujuria y regresó por hambre!

Paloma dijo...

¡Qué gusto que ha vuelto! Hoy veía Lake Tahoe (recomiendo). En algún momento se pierde una mascota. Angustia. Yo, que visito este sitio con frecuencia, pienso en Joe, en Lola y en mis propias pérdidas. Un poco de tristeza.

Seguro no lo es, pero me encantaría que esto fuera una señal.

Saludos a todos.

Isaac G./Rvben Fventes dijo...

Llegué por acá...desde una revista. Hazaña a la Cortázar encontrarle...espero pronto leer su último trabajo.

Saludos,
suamigo
Isaac

Me tomé la libertad de agregarlo en mi blog...

Vikram Dharma dijo...

El monstruoso Barthes lo ha de haber secuestrado, Miklos.

La guapa dijo...

Pero por supuesto que la narrativa puede esperar porque siempre hay cosas más importantes como un gato chilloncito y de patitas negras. Pienso igual que el tormentas porque conosco a los gatos pero me quedo con la versión romantica de que andaba de lujurioso.

Saludos.