11.9.08

Lost Horizon

"When I look at the picture, which is over my desk in Los Angeles, I look for the towers, even though I know it’s impossible for them to be there. It’s hard to look at a photograph of that part of the city, no matter when it was taken, and not want to see them." [Edward Ruscha, Lost Horizon, New York Times, 11/09/08]

Así las torres, así las cosas.

7 comentarios:

Strika dijo...

Yo no he ido a NY desde 1999, y me cuesta mucho trabajo imaginármela sin las torres.

Tryno dijo...

Yo jamás he ido a NY, pero... ¿quién es ese jovenzuelo imberbe de la foto...?

Doug dijo...

Yo lo conozco, es uno de los New Kids On The Block.

;)

Salud,

D

Mariana dijo...

eres tú. oooh dios. debo decir que te ves muy bien con ese corte ochentero.

David Miklos dijo...

No eran los 80, sino los 90, Mariana: 1993, para ser más preciso, en mi primera visita a Nueva York. Tenía menos entradas. Y menos barba, imberbe como dice Tryno. Era, también, un New Kid On The Block, allá por el Upper East Side (calle 80, esquina con la Primera avenida). Nueva York sin las torres es extraña, sí, cuando uno ha conocido la ciudad con ellas. Ground Zero es uno de los más raros templos que jamás he conocido, Sandra. He estado allí en varias ocasiones y algo en mí siempre termina por descomponerse en esas visitas. No sé qué pasará cuando ese espacio sea ocupado de nuevo.

monserrat loyde dijo...

Eso me recuerda que cuando fui a NY, la primera y única vez, le dije que quería subir a las Torres y me respondió que le daba flojera. Ya no fui. Luego volvió con Luigi Amara, creo que tres meses antes de los avionazos. Palabras menos palabras más, Luigi sugirió que subieran. Aurelio respondió: "Que no le daban ganas, que ahí iban a estar siempre". ¡Y zas!

David Miklos dijo...

Es curioso, Monserrat: yo nunca subí a las Torres Gemelas (o a la torre que estaba abierta al público): la única vez que quise hacerlo, había una fila abrumadora, y abandoné la empresa. Eso sí, pasé muchas veces entre ellas (y debajo de ellas, abordo del tren subterráneo). Siempre me maravillaron. Nevermore.